miércoles, 28 de diciembre de 2011

ROSCO CON MANTEQUILLA DE CANELA Y CHOCOLATE

MASA
250 g de harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal
1 sobre (5,5 g) de levadura de panadería (ojo no es la levadura royal de hacer bizcocho, es la deshidratada equivalente a la levadura fresca de panadero).
50 g de taquitos de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo batido
125 g de leche tibia
(es una masa neutra, el dulzor se lo daremos con el relleno y el glaseado).

RELLENO
75 g de mantequilla ablandada (con el propio calor de nuestras manos se ablanda)
2 cucharaditas de canela en polvo
50 g de azúcar moreno
100 g de pepitas de chocolate
un poco más de azúcar moreno para esparcir por encima.

GLASEADO
2 cucharadas de miel
3 cucharadas de agua

Hacemos el relleno.
En un pequeño bol formamos esta pasta densa, mezclando con una cuchara la mantequilla más la canela más el azúcar moreno. Reservamos. 

Vamos con la masa.
Tamizamos la harina y la mezclamos en un bol junto a la sal.
Añadimos el sobre de levadura y mezclamos. Añadimos los taquitos de mantequilla y vamos amasando con las manos a base de pellizcos (quedará una textura parecida a la del pan rallado). 
Añadimos el huevo batido y la leche (previamente tibia del micro). Mezclamos con la mano hasta formar una pasta. La dejamos descansar en el propio bol unos 40 minutos en un lugar cálido. Levará un poquito, no mucho, simplemente es un reposo de la masa.
Volvemos a amasarla para que expulse el aire y la extendemos con el rodillo en la mesa (previamente enharinada) y formamos un rectángulo.
Extendemos finamente el relleno sobre toda la masa (dejamos un centímetro por los bordes sin cubrir). Luego esparcimos por encima un poco de azúcar moreno y por último las pepitas de chocolate.
 Enroscamos la masa formando un brazo de gitano. Cortamos 12 rodajas y las disponemos en la bandeja de horno (con el papel sulfurizado) dándole forma de roscón, o de bastón... eso como más nos guste. Tapamos y dejamos reposar media hora en un lugar cálido, engordará un poquito.
Precalentamos el horno a 180º. Cocemos la corona 20 minutos, que esté doradita. 
Cuando esté tibia la pincelamos con el glaseado de la miel con el agua caliente.
Parece mucho pero realmente no ensucias cacharros y a pesar del tiempo de reposo la elaboración en sí se hace en un plis plas.








 Está riquísima!!!!! Os invito a probarla, no os sobrarán ni las migas.

jueves, 15 de diciembre de 2011

PANETTONE DE CHOCOLATE








Aún no lo he probado, esta noche os cuento, pero tiene una pintaza y huele mmmmmm.... la elaboracióm igual igual que el anterior, solo cambiamos un poco los ingredientes y horneado...

INGREDIENTES

ESPONJA:
150 g de harina de fuerza (la de mercadona)
20 g de levadura fresca (marca levital, en mercadona también)
100 g de agua mineral

MASA:
540 g de harina de fuerza, tamizada  (la de mercadona)
35 g de cacao puro en polvo Valor, tamizado
6 sobres de 14 g de levadura deshidratada o levadura de panadería (marca maizena, las cajitas las venden en alcampo en la estantería de vahiné) 
120 g de mantequilla fundida en el micro
230 g de azúcar
5 huevos
130 g de agua
1 cucharadita de café de sal
2 cucharadas de moscatel
60 g de pepitas de chocolate (la bolsita de marca vahiné)


DECORACIÓN:
Azúcar glas tamizada, espolvoreada por encima, ayudándonos con un colador tamiz
virutas de chocolate


COMENZAMOS:

Tenemos que empezar la noche anterior. Y esa noche haremos dos cosas: 
La esponja y la preparación del molde.

Vamos con la esponja:

150 g de harina de fuerza
20 g de levadura fresca
100 g de agua mineral
Metemos todo en el vaso. 6 segundos velocidad 6. Bajamos los restos de las paredes con la espátula. Amasar 2 minutos velocidad espiga. Para repelar bien toda la masa de las cuchillas y aprovecharla bien le damos la vuelta al vaso boca abajo y hacemos girar varias veces el pivote negro con los dedos, hasta que vaya cayendo la masa.
Con las manos la hacemos una bolita compacta y la ponemos en un bol a descansar un par de horas FUERA de la nevera, no tocaremos ni moveremos el bol. Pasado el tiempo, veremos que ha expandido más del doble. Tapamos con film y la guardamos en la nevera. Mucho cuidado al transportarla ahora, ya que cualquier golpecito o movimiento brusco la puede pinchar como una burbuja y si se desgasifica: RUINA! así que la trasladaremos a la nevera con mucho cuidadín.

Preparamos el molde:

Si queremos un panettone alto como los que se comercializan debemos usar un molde pequeño, de 20 cm de diámetro. Y ahora con papel sulfurizado vamos a forrarlo.
Primero el suelo, con un lápiz trazamos el círculo de la base y los recortamos, los ponemos en la base.
Ahora, las paredes, el tambor. Lo ideal es usar papel sulfurizado, el papel de hornear de toda la vida. He usado láminas de papel sulfurizado sueltas independientes.
Cogemos una lámina, la doblamos por su mitad, le restamos un poco de altura con la tijera dejándole 16 cm de alto y a ambos extremos también les hacemos un pequeño doblez, para dar consistencia y que las laminillas queden recogidas y ordenadas (en las fotos se puede apreciar). Haremos este procedimiento con 6 papeles más (más vale que sobre que no que falte). Luego las vamos colocando dentro del molde superponiéndolas una encima de otra como si fueran los pétalos de una rosa y bien pegaditos a la pared (cuando dejemos caer la masa dentro se terminará de acoplar perfectamente).

A la mañana siguiente: 

Primero de todo, vamos encendiendo la estufita para que se vaya caldeando un poco la estancia donde vaya a estar levando la masa final de panettone (importante).

Sacamos la esponja de la nevera (recordamos, con cuidadito) y la dejamos dos horas encima de la cocina para que vaya pillando la temperatura ambiente. Esto es muy importante, en frío no la podemos usar pues los bichitos que producen la fermentación estarán dormidos y no habremos hecho nada.

Vamos a hacer el panettone!

Metemos el azúcar en el vaso (que esté bien seco) 20 segundos, velocidad 10. Bajamos los restos con la espátula.
Añadimos la esponja + harina +cacao + levadura deshidratada + mantequilla derretida + huevos + agua + cucharadita de sal + 2 cucharadas de moscatel. 50 segundos, velocidad 5. Bajamos los restos con la espátula.

Vertemos las pepitas de chocolate en el vaso. Amasamos 3 minutos velocidad espiga.

Vertemos la masa en el molde que ya tenemos preparado (es una masa super pringosa).

Colocamos el molde cerca de la estufa (ver fotos). 
Esta calidez es la que ayudará a la masa a levar. Como véis en mi foto puse el molde sobre una peana de madera de las de decorar tartas (son giratorias) así cada 10 minutos giro la peana para que le de el calorcito por todas partes y así no toco para nada el molde (ya que corremos el riesgo de desgasificar la masa con cualquier golpecito o movimiento). 
No es indispensable tener la peana, si vemos que leva mucho por un lado y tenemos la necesidad de girar el molde lo hacemos con sumo cuidado y muy despacito. La dejamos levar durante dos horas.

Pincelar por encima (con mucho cuidado para que no desgasifique, como si estuvieramos acariciendo con el pincel) con mantequilla derretida para que no reseque durante la cocción. 
Hornear (en la parte más baja del horno para que quepa el panettone) durante 40 minutos en modo aire caliente a 160º (así es como quedó bien en el mío, pero recordad que cada horno es un mundo e igual tenéis que pillarle el punto a vuestro horno con el primer panettone). 
Nada más salir del horno, lo atravesaremos por la parte inferior con un palillo largo (los de tejer por ejemplo) y lo suspenderemos boca abajo hasta que enfríe del todo. Esto lo hacemos para que no se nos venga abajo un poco mientras enfría, aunque si os soy sincera a mi no me ha bajado mucho sin hacerlo.




miércoles, 14 de diciembre de 2011

PANETTONE

A cabezota no me gana nadie y después de dos intentos desastrosos me puse con mi tercer panettone (con muy mala leche, pero me puse jejeje) y me dije que hasta que no me saliera no iba a parar de hacer panettones... 
En un primer intento la cosa parecía ir bien, levaba un montón y de repente el papel sulfurizado cedió y se desparramó la masa por toda la mesa, fue traumático jajaja.
El segundo intento fue, si cabe, peor todavía que el primero, ya que la masa ni levó y no me preguntéis por qué pero creo que tuvo que ver con el tambor que fabriqué de papel de aluminio, que no es un buen receptor de calidez y la cosa no subía, también puede ser porque me puse a “jugar” con algunos valores de los ingredientes.... en cualquier caso, por si acaso no lo vuelvo a probar con un tambor de aluminio.
Y a punto estuve de nuevo, con perdón, de cagarla cuando puse un rulo de papel sulfurizado continuo, porque no tenía mucho peso y conforme la masa empezó a levar, el papel levaba con ella hacia arriba, menos mal que pude trasvasarlo rápidamente a otro molde con la solución definitiva...

Como con cualquier detallito la podemos fastidiar os doy de pe a pa todos los paso y trucos para elaborar este panettone, al igual que os diré las marcas que he empleado, no por publicidad ni favoritismo hacia alguna en concreto sino por ejemplo, en el caso de la harina, como en cada marca tiene una dureza distinta y admite más o menos agua, os diré cual uso exactamente para que luego no tengáis sorpresas de: oh no! la masa está muy líquida! o por el contrario, esto esta super espeso!)....

INGREDIENTES

ESPONJA:
150 g de harina de fuerza (la de mercadona)
20 g de levadura fresca (marca levital, en mercadona también)
100 g de agua mineral

MASA:
570 g de harina de fuerza  (la de mercadona)
6 sobres de 14 g de levadura deshidratada o levadura de panadería (marca maizena, las cajitas las venden en alcampo en la estantería de vahiné) 
120 g de mantequilla fundida en el micro
200 g de azúcar
la piel de un limón grande (solo la parte amarilla)
la piel de una naranja grande (solo la parte naranja)
5 huevos (si son huevos camperos mejor, la yema es más naranja y le dará buen color y calidad al panettone)
130 g de agua
1 cucharadita de café de sal
2 cucharadas de moscatel
70 g de uvas pasas

AROMA NATURAL (opcional, se puede sustituir por una cucharadita de agua de azahar):
Picamos la mitad de la mitad de una naranja confitada  
1 cucharada sopera de azúcar
1 cucharada sopera de miel (la miel es a su vez un conservante natural)
Lo pasamos todo por la minipimer y hacemos un empaste.

GLASA DECORATIVA:
200 g de azúcar glas tamizada
el jugo de un limón entero
cerecitas confitadas para decorar
En un pequeño bol vamos mezclando de poco en poco el jugo con el azúcar removiendo con una cuchara. Tiene que quedar una pasta muy espesa para que luego al ponerla sobre el panettone no chorree.


COMENZAMOS:

Tenemos que empezar la noche anterior. Y esa noche haremos dos cosas: 
La esponja y la preparación del molde.

Vamos con la esponja:

150 g de harina de fuerza
20 g de levadura fresca
100 g de agua mineral
Metemos todo en el vaso. 6 segundos velocidad 6. Bajamos los restos de las paredes con la espátula. Amasar 2 minutos velocidad espiga. Para repelar bien toda la masa de las cuchillas y aprovecharla bien le damos la vuelta al vaso boca abajo y hacemos girar varias veces el pivote negro con los dedos, hasta que vaya cayendo la masa.
Con las manos la hacemos una bolita compacta y la ponemos en un bol a descansar un par de horas FUERA de la nevera, no tocaremos ni moveremos el bol. Pasado el tiempo, veremos que ha expandido más del doble. Tapamos con film y la guardamos en la nevera. Mucho cuidado al transportarla ahora, ya que cualquier golpecito o movimiento brusco la puede pinchar como una burbuja y si se desgasifica: RUINA! así que la trasladaremos a la nevera con mucho cuidadín.

Preparamos el molde:

Si queremos un panettone alto como los que se comercializan debemos usar un molde pequeño, de 20 cm de diámetro. Y ahora con papel sulfurizado vamos a forrarlo.
Primero el suelo, con un lápiz trazamos el círculo de la base y los recortamos, los ponemos en la base.
Ahora, las paredes, el tambor. Lo ideal es usar papel sulfurizado, el papel de hornear de toda la vida. He usado láminas de papel sulfurizado sueltas independientes.
Cogemos una lámina, la doblamos por su mitad, le restamos un poco de altura con la tijera dejándole 16 cm de alto y a ambos extremos también les hacemos un pequeño doblez, para dar consistencia y que las laminillas queden recogidas y ordenadas (en las fotos se puede apreciar). Haremos este procedimiento con 6 papeles más (más vale que sobre que no que falte). Luego las vamos colocando dentro del molde superponiéndolas una encima de otra como si fueran los pétalos de una rosa y bien pegaditos a la pared (cuando dejemos caer la masa dentro se terminará de acoplar perfectamente).










A la mañana siguiente: 

Primero de todo, vamos encendiendo la estufita para que se vaya caldeando un poco la estancia donde vaya a estar levando la masa final de panettone (importante).

Sacamos la esponja de la nevera (recordamos, con cuidadito) y la dejamos dos horas encima de la cocina para que vaya pillando la temperatura ambiente. Esto es muy importante, en frío no la podemos usar pues los bichitos que producen la fermentación estarán dormidos y no habremos hecho nada.

Vamos a hacer el panettone!

Metemos el azúcar en el vaso (que esté bien seco) y la ralladura de la naranja y el limón. 20 segundos, velocidad 10. Bajamos los restos con la espátula.
Añadimos la esponja + harina + levadura deshidratada + mantequilla derretida + huevos + agua + cucharadita de sal + 2 cucharadas de moscatel + empaste de aromas o cucharadita de azahar. 30 segundos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula.

Enharinamos las pasas en un platito y luego las movemos un poco dentro de un colador, para que suelten el exceso de harina.
Las incorporamos al vaso. Amasamos 3 minutos velocidad espiga.

Nos ponemos un poco de aceite en las manos para que no se nos pegue mucho cuando la traslademos. La metemos en el molde que ya tenemos preparado.

Colocamos el molde cerca de la estufa (ver fotos). 
Esta calidez es la que ayudará a la masa a levar. Como véis en mi foto puse el molde sobre una peana de madera de las de decorar tartas (son giratorias) así cada 10 minutos giro la peana para que le de el calorcito por todas partes y así no toco para nada el molde (ya que corremos el riesgo de desgasificar la masa con cualquier golpecito o movimiento). 
No es indispensable tener la peana, si vemos que leva mucho por un lado y tenemos la necesidad de girar el molde lo hacemos con sumo cuidado y muy despacito. La dejamos levar durante dos horas.

Terminado el tiempo de levado no me dió buen resultado rajar el panettone como cuando hacemos pan, pues al posar encima el trozo de mantequilla va creando una pequeña depresión por el peso y el aceite que va soltando mientras se está cociendo. Así que mejor no rajarlo como hacen en mucho vídeos, lo mejor es pincelar por encima con mantequilla derretida para que no reseque durante la cocción y ya está. 
Hornear (en la parte más baja del horno para que quepa el panettone) durante 55 minutos en modo aire caliente a 160º (así es como quedó bien en el mío, pero recordad que cada horno es un mundo e igual tenéis que pillarle el punto a vuestro horno con el primer panettone). Cuando lleve unos minutos de cocción y veamos que la parte de arriba se está poniendo doradita abrimos el horno y posamos encima una lámina de papel de alumnio (ver foto, esto evitará que se nos queme por encima). 
Nada más salir del horno, lo atravesaremos por la parte inferior con un palillo largo (los de tejer por ejemplo) y lo suspenderemos boca abajo hasta que enfríe del todo. Esto lo hacemos para que no se nos venga abajo un poco mientras enfría, aunque si os soy sincera a mi no me ha bajado mucho sin hacerlo.

Me he enrrollado demasiado pero creo que siempre viene bien explicar las cosas con detalle para que no se escape nada. Espero que os guste. Quizá no sea el panettone auténtico ni el mejor de los mejores pero es sabroso y da para alimentar a 5 familias jejeje. Da un poco de faenica pero es super satisfactorio hacerlo, como el pan. Animaros que seguro que os sale fenomenal!... y espero que a la primera, no como a mi jejeje
Nos vemos en el próximo panettone... DE CHOCOLATE!!! :) 


martes, 29 de noviembre de 2011

POLVORONES SUPERCHOCOLATEROS

Estas navidades podremos presumir bien con toda la familia de haber hecho nuestros propios polvorones caseros... Son sencillísimos y apenas nos robará 10 minutos hacerlos. Para los muy chocolateros os volverán locos, son chocolate puro! Os invito a probarlos :) 

200 g de harina
100 g de azúcar glas
125 g de almendra molida (la bolsita entera que venden en mercadona)
4 cucharadas soperas bien colmadas de cacao puro en polvo
150 g de mantequilla derretida en el micro
1 pizca de sal
1 pizca de canela molida

Ponemos en un bol los elementos secos y los mezclamos con la cuchara. Hacemos un volcán dentro del bol e incorporamos la mantequilla derretida. Mezclamos bien con la cuchara y terminamos de compactar la masa con las manos. Si nos resulta complicado estirar la masa entre dos papeles sulfurizados (ya que la masa tiende a cuartear) podemos coger pequeños montoncitos individuales, compactamos con la mano y vamos clavando el cortador de pastas de una en una; hay que hacerlos gorditos. 
Meterlos en el horno a 200º durante solo 3 minutos.




Después para presentarlos espolvorear con azúcar glas ayudándonos con un colador.

martes, 22 de noviembre de 2011

¡Qué detallazo! Estefanía me ha otorgado este premio ^_^
Conocéis a esta chica? Entrad en la página http://ilusionescolorpastel.blogspot.com/ y vais a ALUCINAR!!!!!! es una pedazo de artista... bueno, qué os voy a contar, en cuanto hagáis click os quedareis con la boca abierta :D

lunes, 21 de noviembre de 2011

Doy paso a anunciar a los ganadores del primer concurso de Las delicias de Esther...
Primero de todo decir que no ha sido nada fácil elegir a los tres finalistas y que más que una diversión ha sido con perdón de la expresión una gran putada para mi :(
Decir también que me gustaría tener un gesto con todos los que habéis participado y se está preparando una maquetación MUY ESPECIAL con la recopilación de todas vuestras recetas.
Felicidades a los ganadores!... y Mil gracias a todos por participar! ^_^

jueves, 17 de noviembre de 2011

PAN DE CALATRAVA... sin usar el horno!


(método tradicional y cocido en el recipiente varoma)

Usaremos un molde de 1 litro de capacidad (si no es de silicona lo forraremos de papel de aluminio).

Para el azúcar caramelizado de fondo:
Ponemos la cantidad de azúcar deseado en un cazo (250 g aprox.) con unas gotitas de limón exprimido y  otras de agua para que no empanice. Poner a fuego medio-bajo y no remover con la cuchara hasta que no empiece a hacerse líquido y a oscurecer un poco. 
Estamos pendientes para que no se nos queme, removemos y cuando esté oscuro lo vertemos en el fondo del molde.
[Si queréis ahorraros este paso se puede usar el caramelo líquido comprado pero NO QUEDA PEGADO SOBRE EL PUDING (cuando lo desmoldas queda líquido y se cae). Si optamos por caramelo líquido comprado yo lo pondría por encima después de haber hecho el postre, cuando ya esté frío de la nevera y en el momento de servir automáticamente].

Puding:
Medio litro de leche entera
5 huevos
150 g de azúcar
100 g de “cuscurrios” de pan duro 
La piel de un limón
1 palo de canela
Ponemos medio litro de leche en un cazo y preparamos la leche preparada de toda la vida junto con la piel de un limón y un palito de canela. A fuego bajo dejando infusionar para que coja todo el sabor y aromas. Retiramos la piel de limón y el palito de canela. Dejamos templar.
Añadimos el azúcar y los huevos. Lo mezclamos con un golpe de batidora.
Vertemos la mezcla en el molde, sobre el caramelo hecho. Vamos metiendo los cachicos de pan con cuidado.
Tapamos el molde con una capa de papel de aluminio y sobre ésta ponemos una servilleta de papel para que recoja la humedad del vapor.
Lo colocamos en el varoma. Ponemos un litro de agua en el vaso. 40 minutos. Programamos temperatura varoma, velocidad 2.

Si no dispones de una thermomix no hay problema, lo cueces al baño maría en el horno, como toda la vida, hasta que cuaje :)

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Concurso Las delicias de Esther

El Lunes 21 a lo largo del día se sabrán los ganadores :)



Si hay alguna errata en la maquetación me avisáis y lo subsanaré enseguida... que a estas horas estoy más pallá que pacá jejeje. Para poder verlo en grande solo hay que descargar el archivo, está a alta calidad. Besos!

lunes, 14 de noviembre de 2011

Paté a la naranja



 6 hojas de gelatina
200 g de zumo de naranja natural
2 dientes de ajos
2 cebollas
1 pastilla de mantequilla sin sal (250 g)
1 hoja de laurel
tomillo
sal
pimienta
2 tarrinas de higaditos de pollo (aproximadamente 450 g)
1 brik pequeño de vino blanco (200 g) 
20 g de vino moscatel
1 naranja para lonchear y decorar

Preparar un molde de 1 litro de capacidad, forrándolo con papel film (si usamos un molde de silicona mejor, el film no nos hará arrugas en el paté). 
Poner a remojar las hojas de gelatina en un plato con agua fría.
Poner en el vaso el zumo de naranja. 3 minutos, 100º, vel.1.
Añadir la gelatina escurrida. 1 minuto, vel. 3.
Dejar templar y verter en el molde. Dejar solidificar en la nevera.
Hacer el paté:
Sin lavar el vaso poner los dientes de ajo y las cebollas y triturar con dos golpes de turbo. Bajar los restos con la espátula.
Añadir 50 g. de mantequilla junto con tomillo y la hoja de laurel. 5 minutos, 100º, vel.1.
Añadir los higaditos limpios, sal, pimienta y vino blanco. 8 minutos, 100º, vel 1.
Colar a través del cestillo tirando el líquido. Retiramos la hoja de laurel.
Añadimos el resto de mantequilla, la sal, la pimienta y el vino dulce. 1 minuto vel, progresiva 5-10. Bajar los restos y programar 10 segundos vel. 3.
Cuando el paté esté templado poner en el molde sobre la gelatina de naranja, alisar la superficie y meter en la nevera hasta que cuaje, aproximadamente 12 horas.
Cuando lo desmoldemos decorar con unas rodajas de naranja muy finas.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Bizcochitos de la abuela rellenos de crema de arroz con leche

Este mediodía he tenido que improvisar una merienda rápida pues venían invitados a casa para el café y estaba deseando estrenar mi nuevo molde de mini plum cakes de Silikomart, así que me ha venido que ni al pelo la receta del blog de Velocidad Cuchara, los bizcochitos de la abuela.



Al terminarlos, los he abierto por la mitad y transformado en pastelitos rellenos utilizando una crema de arroz con leche; es comprada, todo sea dicho, de vez en cuando me gusta probar cosas nuevas y raras que veo por ahí, esta crema en concreto la encontré en el Carrefour donde están los productos extranjeros, me dio buena pinta y la pillé por capricho para probarla... hoy me ha sacado de un apuro porque iba con mucha prisa y cuando no hay tiempo estos semi elaborados nunca vienen mal. Está muy rica porque no está empalagosamente dulce y combina muy bien con los bizcochitos.


Bizcochitos de la abuela (receta del blog de Velocidad Cuchara).

Ingredientes para 9 bizcochitos:
4 huevos
240gr de azúcar
300gr de harina de repostería
1 sobre de levadura Royal
1 yogurt natural o de sabor limón
120gr de aceite de girasol
1 pizca de sal
Espolvorea la superficie del bizcocho con azúcar
Mantequilla o aceite de girasol para engrasar el molde o papel de horno.
Preparación:
1.- Precalienta el horno a 200ºC. Engrasa el molde o pon papel de hornear (se desmolda mucho mejor).
2.- Pon todos los ingredientes en el vaso (yogurt, huevos, azúcar, aceite, harina, levadura y la sal) y mezcla durante 20 segundos en velocidad 5, termina de envolver con la espátula. Vierte la mezcla en moldes individuales o en uno grande (golpea el molde para que no queden burbujas en el bizcocho y la mezcla se haya distribuido bien).
3.- Hornea a 180º durante 20 minutos para los moldes individuales ó 30 minutos si lo haces en un molde grande. Comprueba con un palillo. Listo.
*He añadido un pequeño cambio, he usado un yogur griego en lugar del yogur de limón y una cucharadita de pastaroma limón, han salido igualmente buenísimos.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Bienvenidos a los recién llegados al blog!

 ...tengo que actualizarlo urgentemente, pero tengo un vicio muy malo... es sentarme al ordenador y automáticamente abrir el facebook, y lo malo del facebook es que sabes a qué hora lo abres pero nunca sabes a qué hora lo vas a cerrar! jejeje. Así que tengo que quitarme este vicio un poco y empezar abriendo el blog y cuando termine "los deberes" entonces viciarme viendo vuestras recetas por el facebook....
Hablando de recetas, todas vuestras participaciones para el concurso me están llegando estupendamente, muy bien las fotos y muy bien redactadas las fórmulas, le habéis puesto mimo, os felicito.
Me entran ganas de alargar un poco la fecha límite porque parece que en el último momento es cuando habéis arrancado todos a mandar cosas y es normal, nuestro ritmo de vida es bastante ajetreado y apenas tenemos tiempo de dedicarlo a hacer las cosas que nos gustan...
Además han sido malas fechas, muchos retos, muchos concursos, sobre todo de blogs y páginas con mucho renombre y mucho bagaje a sus espaldas... y yo solo soy una pobre personica que ha organizado un concurso para celebrar sus primeros 200 y pico seguidores jejeje... pero bueno me hacía muchísima ilusión celebrarlo y ea! en ello estamos :)
Muchas gracias a todos! Besetes!


martes, 25 de octubre de 2011

Ataque Chocolatáctico Alien




Los tres tipos de pastelitos usan la misma receta base de bizcocho.

Ingredientes:
200 g. de mantequilla sin sal
4 huevos
300 g. de harina (tamizada)
240 g. de azúcar
45 g. de chocolate puro en polvo (tamizado)
100 g. de leche entera
1 cucharadita de levadura (no nos interesa que leve mucho)










Metemos en la batidora la mantequilla y la ponemos a velocidad media hasta que se quede en punto pomada (como si fuese una textura de pasta de dientes). Añadimos los huevos y la leche. Volvemos a ponerla en marcha hasta que quede una mezcla homogénea. Añadimos el azúcar sin parar la máquina y después la harina (previamente mezclada junto con la levadura y el cacao). 
Paramos la batidora cuando la mezcla esté lista. Nos quedará una masa espesa. 
Para ponerla en los respectivos moldes habrá que usar una manga pastelera desechable.
En los alienígenas y las arañas: meter la masa en moldes de silicona de media cúpula (luego con un cuchillo de sierra hacemos un cortecito recto si le ha salido un poco de copete al hornear). 
Cuando el bizcocho esté frío pasar a decorar con fondant de colores y demás abalorios dulces (perlitas, etc). Las arañas llevan una corbertura de chocolate fondant derretido y un flis flis de agua (la humedad estropea el chocolate y le da ese aspecto pecoso feo, que en este caso nos interesa).
Para las magdalenas: necesitaremos moldes de silicona para hornear y fundas de papel. 
Después con alguna magdalena que nos haya quedado fea (o los copetes anteriores que hayamos recortado) lo desmigamos y ponemos por encima a modo de tierra. Las lápidas son chocolate fondat derretido, al igual que la cobertura de las arañas.


Focaccia italiana

CON THERMOMIX

Ingredientes:

380 g. de harina de fuerza
200 g. de leche entera
100 g. de aceite de oliva virgen extra
50 g. de levadura fresca
2 cucharadas de orégano
1 cucharada de tomillo
1 cucharadita de sal
2 cebollas
100 g de queso curado en polvo

Elaboración:

Pelar y cortar la cebolla en trozos, ponerla en el vaso. 5 segundos, vel. 4.
Añadir 40 g. de aceite de oliva, 10 minutos, 100º, vel. 2. (reservar la cebolla en un bol).
Limpiar el vaso.
Poner la leche junto con el resto de aceite (60 g.). 2 minutos, 37º, vel. 2.
Añadir la levadura desmenuzada. 10 segundos, vel. 4.
Agregar la harina, sal, orégano y queso. 10 segundos, vel. 6.
A continuación, programar 2 minutos, vel. espiga.
Trasladar la masa a una bandeja de horno untada con aceite. Extenderla y hacerle hendidos con los dedos. Repartir por encima la cebolla frita reservada y cubrir con film transparente para que no haga piel durante el tiempo de levado. Dejar reposar un par de horas dentro del horno para que no le entren corrientes de aire.
Cuando haya duplicado su volumen la regamos con la aceitera por encima, espolvoreamos al gusto con tomillo y podemos ponerle tomate cherry u olivas negras.
Cocemos en el horno 200º aproximadamente 20 minutos. Listo!

SIN THERMOMIX

Sofreímos la cebolla y la reservamos en un bol.
Ponemos la leche unos segundos al micro en modo descongelar (que quede tibia). Añadimos la levadura desmenuzada y disolvemos. Añadimos el aceite y mezclamos. Reservamos.


En un bol grande tendremos mezclados la harina, la sal, el orégano y el queso. Hacemos un volcán dentro del bol y añadimos el líquido reservado. Amasamos con las manos untadas en aceite para que no se nos pegue y cuando quede más o menos una bola de masa, sacamos del bol y terminamos de amasar bien en la mesa. El resto del procedimiento es el mismo, extender, reposar, aderezar y al horno.